Mercado Internacional

Títulos Privados

Participaciones en el Capital Social de una empresa. La emisión de acciones ha sido el medio más importante utilizado por las empresas para captar fondos y poder desarrollar sus negocios. Supone una Inversión en Renta Variable, ya que no supone un retorno fijo preestablecido, sino que depende de la buena marcha de la empresa.
Al igual que las acciones comunes, representan una porción de capital de una empresa. La diferencia radica en que estas tienen un dividendo fijo y no tienen derecho a voto. Son un tanto menos líquidas que las acciones comunes, pero presentan un comportamiento más estable en su precio. Operan en el exterior.
American Depositary Receipts (ADR’s), son acciones de compañías no americanas emitidas en este mercado. Tienen las mismas características que las acciones comunes, pero simplifican el proceso de operativa, al unificar la normativa que las regula y la denominación (USD).
Alternativas de inversión creadas a través de ingenierías financieras, que permiten obtener rentabilidades superiores a los productos convencionales, manteniendo un perfil de riesgo más bajo. También aquí la oferta es muy amplia y la variedad de emisiones disponibles permite adecuar la inversión al perfil específico de cada cliente.
Emisiones realizadas por empresas privadas, con las mismas características de los bonos soberanos, pero con la garantía de la compañía emisora. Los de mercados emergentes no son tan líquidos pero los de alta calidad presentan una liquidez aceptable. Todos tienen una calificación de riesgo emitida por las agencias calificadoras de riesgo Moody’s y Standard & Poor’s. Operan en el exterior.
Emisiones realizadas por los Estados a través de los Bancos Centrales o a través de compañías públicas de un país. También se pueden encontrar en esta categoría bonos emitidos por organismos transnacionales como el Banco Mundial o el Banco de Desarrollo de Asia. Generalmente pagan cupón fijo semestral y existen plazos desde uno hasta treinta años. En esta categoría se encuentran los Bonos Globales de Uruguay, así como las emisiones realizadas por las agencias hipotecarias norteamericanas, de amplia divulgación entre los inversores en Uruguay (Fannie Mae, Freddie Mac, etc). Presentan una liquidez abundante y la oferta es muy variada. Las categorías más comunes son: Bonos de Mercados Emergentes (países menos desarrollados, con mayor riesgo) y Bonos de Alta Calidad (países desarrollados, menor riesgo). Todos tienen una calificación de riesgo emitida por las agencias calificadoras de riesgo Moody’s y Standard & Poor’s.